Ante el registro del Códice Calixtino en la Memoria del Mundo

Es motivo de satisfacción que el Códice Calixtino haya entrado en el Registro de la Memoria del Mundo, reconociéndole el valor que tiene en todo el mundo y contribuyendo con ello a un mayor conocimiento del mismo. Es una buena noticia. Agradecemos a nuestras autoridades autonómicas de la Xunta de Galicia y a las demás personas del Consejo Jacobeo las gestiones realizadas a tal efecto. El Códice Calixtino, obra del siglo XII, es un referente sin igual para la Peregrinación Jacobea y para el Hecho Jacobeo. Las primeras vivencias de la peregrinación a la Tumba del Apóstol dieron lugar a esta primera “Guía del Peregrino” con consejos, y con descripciones de lugares y de obras de arte a lo largo del Camino, así como de costumbres locales de las gentes, alimentando la espiritualidad del peregrino con sermones, con la narración de milagros atribuidos al Apóstol y con la aportación de celebraciones litúrgicas. Fueron la tumba del Apóstol y la peregrinación a ella las que están subyacentes al contenido de esta obra. Si la tumba del Apóstol es la estrella que orienta en el peregrinar, el Códice Calixtino describe el itinerario para llegar a la meta. Más allá del inapreciable valor cultural, está por tanto el valor espiritual para el Hecho Jacobeo. La fe, insertándose en la historia, se convierte en cultura.

Esta obra sigue haciendo historia con  sosiego. Es este un momento para el agradecimiento. El símbolo que mejor refleja este sentimiento es la palabra “gracias”.

 

Foto: ECG | El Correo Gallego

Versión en galego