Arroupa abre su tienda en Santiago

El delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela, Jesús García Vázquez, presidió los actos de inauguración de la tienda de Arropua que abrió sus puertas en Compostela. Las instalaciones fueron bendecidas por Victor Maroño, vicario general de la diócesis de Santiago. García Vázquez durante su intervención recordó que el objetivo de la empresa es generar empleo entre las personas más desfavorecidas de la sociedad, “buscando la incorporación al mercado laboral de este colectivo”. Mencionó que Cáritas persigue ayudar a las personas para que puedan ser autónomas a la hora de volverse a reintegrar en la vida laboral.

En el acto inaugural participaron también Sebastián Mora Rosado, secretario general de Cáritas Española, José Anuncio Mouriño Rañó, director diocesano, y José Antonio Beiróa Troiteiro, director de Santiago, así como numeroso agentes y voluntarios de la institución.

Empleo para personas en exclusión social

El director diocesano, Mouriño Rañó habló de que los objetivos fundamentales de la empresa son “crear empleo para personas en exclusión social y fomentar la cultura de la reutilización y el reciclado de la ropa, como apoyo a la sostenibilidad y cuidado del medio ambiente”. En el momento actual, mencionó, Arroupa cuenta con 18 trabajadores de los que 15 proceden de exclusión social. Insistió que de momento se va a continuar con la histórica labor realizada por todos los roperos de Cáritas –58 en la actualidad – de donar ropa a todas aquellas personas que la necesitan. En la actualidad la ropa que se procesa se recibe de estos roperos y de los 72 contenedores distribuidos por toda la diócesis. En el año que lleva operativa de empresa se han recogido más de 465.000 kilos de ropa.

Mouriño Rañó dijo que con la tiendas de Santiago se cerraba una primera etapa de un proyecto muy elaborado y trabajado “ esperamos que los resultados sean buenos para seguir trabajando en este campo de ayuda a las personas más necesitadas y que s e encuentran en exclusión social”.

El secretario general de Cáritas Española, Sebastián Mora Rosado incidió en que este tipo de tiendas “son un lugar de integración y de encuentro”, que crea “empleo social”, y que vienen a ocupar un lugar destacado en el campo de la inserción laboral, sobre todo, dijo, en estos momentos difíciles por los que atravesamos y por la falta de programas de las administraciones “para ayudar a estas personas necesitadas”. Insistió Mora que con este proyecto también se defiende que “otra economía es posible”. Constató que en estos momentos Cáritas disponía de cerca de medio centenar de tiendas de esta tipo por todo el país y en las que  trabajaban más de medio millar de personas procedentes de la exclusión social.

Inserción laboral

Arroupa es una empresa de inserción laboral sin ánimo de lucro, clasificada como de interés general, que se dedica al reciclado textil y que persigue la asistencia social, el fomento de la economía social y la promoción y atención a las personas en riesgo de exclusión social. La actividad se desarrolla teniendo como base la dignidad de la persona que es el centro de la acción de Cáritas. En todo el proceso se pretende el reconocimiento y potencialidad de las capacidades individuales, la responsabilidad social y ambiental, el trabajo en equipo y el acompañamiento en su integración y desarrollo, para de este modo proporcionarles un trabajo remunerado, la formación y acompañamiento necesarios para la mejora de sus condiciones de empleabilidad.

La tienda de Santiago

En la tienda de Santiago se vende ropa de segunda mano y restos de stock, para hombre, mujer y niño, complementos, calzado y bolsos, así como campañas de ropa de hogar. La iniciativa, que está promovida por Cáritas Diocesana de Santiago a través de Arroupa, dispone de un local ubicado en Rúa Casas Reais,6, de 73 m2, de atención al público y almacén. La ropa que se ofrece es nueva o con muy poco uso, en precios especiales y muy competitivos teniendo en cuenta la calidad y la marca. El precio de la ropa va de los 50 céntimos a los 9,95 euros, excepto prendas especiales, el precio medio de las prendas está fijado 4 euros .

La de Santiago de Compostela es la tercera de las tiendas de estas características que abrieron sus puertas. Las otras dos están instaladas en A Coruña y Pontevedra.

arroupa_stgo2

 

Versión en galego