Asamblea Diocesana 2015

Es necesario un nuevo estilo pastoral”. Así se pronunció hoy el arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, en la apertura de la Asamblea Diocesana celebrada en el compostelano Colegio La Salle. En su intervención de inicio de los trabajos, el arzobispo santiagués indicó que las actuales circunstancias de la sociedad urgen “a favorecer una transformación misionera de nuestra Iglesia diocesana, de nuestras parroquias y de nuestras comunidades. La preocupación urgente es dar respuesta a los desafíos pastorales”. Para el prelado compostelano, “este nuevo estilo de pastoral ha de contar con la disponibilidad de los consagrados, respetando siempre su carisma, y con los laicos a quienes queremos ofrecer un proceso de formación y de experiencia de vida religiosa”.

A la asamblea acudieron todos los que, de una u otra manera, están implicados en la pastoral diocesana: responsables diocesanos de la Pastoral; delegaciones, párrocos, sacerdotes, religiosos/as, miembros de institutos seculares y vida consagrada; los responsables de las distintas acciones evangelizadoras (primer anuncio, catequesis y procesos de iniciación cristiana, liturgia, caridad); profesores de religión; así como los representantes de los distintos grupos parroquiales, asociaciones, movimientos apostólicos, etc.

Ante todos ellos, monseñor Barrio indicó que, pese a la disminución de la presencia de los miembros de la vida consagrada o al descenso del número de sacerdotes, “todos los miembros del Pueblo de Dios estamos llamados a una permanente tarea misionera, a ser evangelizadores con espíritu”. Dijo, además, que “vemos con esperanza la incorporación de los laicos a las tareas diocesanas: sacerdotes, miembros de vida consagrada y laicos vivimos la fraternidad en el Pueblo de Dios. En este horizonte queremos movernos con vitalidad misionera y no simplemente resistiendo y aguantando”.

Con doscientas personas en el salón de actos del Colegio La Salle, los participantes en la Asamblea Diocesana tuvieron ocasión de escuchar la ponencia principal de la jornada, a cargo del obispo auxiliar de Compostela, monseñor Jesús Fernández González. En su exposición, titulada “Avanzar en una conversión pastoral y misionera”, el obispo auxiliar hizo alusión a tres experiencias pastorales innovadoras y a los frutos derivados de ellas. Se trata de la iniciativa “Una luz en la noche”, en la que grupos de jóvenes invitan a otros a visitar una iglesia abierta, para tener una experiencia de encuentro con Cristo, realizada en Pontevedra ; las llamadas “Cenas Alfa”, una invitación a reflexionar sobre cuestiones que interesan a los jóvenes, en el clima distendido de una cena informal, que se lleva a cabo en Santiago; y de “Cinco más uno”, trabajo en grupos de niños y niñas de postcomunión, con lugar en la ciudad de A Coruña.

En su intervención, monseñor Fernández González hizo también alusión a las dificultades que presenta la acción pastoral de la Iglesia que peregrina en Santiago de Compostela y apuntó las características que ha de tener la conversión pastoral y misionera de la que habla el papa Francisco, para poner en marcha una evangelización renovada, en la que el anuncio de la salvación ofrecida por Cristo ha de ser siempre personal y con un proceso de acompañamiento. En la segunda parte de la asamblea, los asistentes pudieron conocer diversos testimonios y aportaciones procedentes de distintos ámbitos de la actividad pastoral en la Archidiócesis.

Además, en la Asamblea Diocesana también se dio a conocer la nueva página web del Arzobispado de Santiago y se informó de la presencia del arzobispo compostelano, monseñor Julián Barrio, en las redes sociales. Estos son sus enlaces a las redes sociales:

El primer mensaje es el siguiente: “¡Sed todos bienvenidos a este nuevo espacio de encuentro! Julián Barrio

Y el segundo tuit es: “Avivemos nuestro sentido de presencia-en y pertenencia-a la Diócesis en la Asamblea Diocesana

 

 

Versión en galego