Crónica visita pastoral al C.P. de Teixeiro

Este miércoles quince de mayo D. Julián Barrio, Arzobispo de Santiago, ha visitado el Centro Penitenciario de Teixeiro, celebrando la Eucaristía con un nutrido grupo de internos. Este año, debido a la complicación de la agenda de la Institución penitenciaria, se tuvo que retrasar unos meses la visita pastoral que nuestro Pastor acostumbra a hacer por la Navidad.

D. Julián fue recibido en la puerta de la cárcel por el nuevo Director, D. José Ángel Vázquez, y por varios miembros de su equipo directivo, que cordialmente lo acompañaron durante todo el tiempo de su visita, que esta vez fue más breve por la necesaria presencia de D. Julián en un acto en la Universidad en homenaje a D. Antón Fraguas.

La celebración de la Eucaristía fue animada por el coro del centro, formado por una treintena de presas y presos, y contó con la presencia de los voluntarios y concelebrada por varios sacerdotes, vinculados a la Pastoral e invitados.

Acompañaban a D. Julián, como en las anteriores ocasiones, el Director y el Delegado episcopal de la Cáritas diocesana, D. Anuncio Mouriño y D. Jesús García Vázquez. Cáritas tiene una fuerte implicación en la promoción de los reclusos, tanto dentro de la cárcel, donde sostiene el programa social de la Pastoral Penitenciaria, como en los pisos de acogida y de permisos que tiene abiertos en A Coruña. Este año, además, ha promovido un convenio de colaboración junto al Colegio de Odontólogos e Instituciones Penitenciarias para abrir un “sillón solidario”, una consulta de asistencia bucodental dentro de la Enfermería de la prisión. Un importante paso adelante para la salud de muchos internos, y que se une a un convenio similar anterior con el Colegio de Ópticos por el que se ofrece este servicio, subvencionados ambos para los presos con  pocos recursos.

La presencia de D. Julián es siempre esperada y recibida con cariño y agradecimiento en el Centro de Teixeiro, respondiendo también a su sensibilidad y cercanía para con toda la comunidad penitenciaria, presos y funcionarios, y un importante aliciente para el trabajo de los voluntarios de la Pastoral.

Juan González-Redondo, Capellán.

Versión en galego