D. Julián inauguró el II Encuentro de sacerdotes y religiosos del Camino de Santiago

El arzobispo, monseñor Julián Barrio, asistió ayer a la inauguración del II Encuentro de sacerdotes y religiosos del Camino de Santiago, organizado por la Catedral de Compostela. La reunión se desarrolla bajo el título “La Iglesia en los caminos” y está coordinada desde Acogida Cristiana en el Camino, con el objetivo de animar y mejorar la atención pastoral a los peregrinos, especialmente en los tiempos actuales.

En su intervención, monseñor Julián Barrio indicó que en la vida de todo hombre y mujer lo más importante es la dimensión de “!o invisible”, la que remite a la intuición de la existencia de Dios. El arzobispo dijo que el peregrino que hace la ruta jacobea busca, precisamente, ese ámbito de espiritualidad en el que, además, se descubre la raíz auténtica de la antropología, la verdad sobre el ser humano.

Monseñor Barrio comentó también a los asistentes al encuentro que esa búsqueda de lo espiritual es la condición idónea para realizar un acompañamiento desde la fe, que propicie y favorezca el encuentro personal con Jesús, a la manera en que lo descubrieron los discípulos de Emaús.

El arzobispo compostelano pidió a todos los que colaboran en estas tareas de acogida a lo largo del Camino que fuesen “mediadores de la luz de Dios”, para que al finalizar la peregrinación y cuando el peregrino ha vuelto a su lugar de origen, no se pierda la tensión de la fe en la vida normal. Para ello, comentó D. Julián, se hace preciso practicar esa vivencia en un clima de oración, descubriendo que si Dios es lo más importante, lo necesario será acercarse a Él con el corazón limpio, gracias al sacramento de la reconciliación.

Para el arzobispo, la peregrinación no es únicamente un traslado de un lugar a otro, sino un cambio de vida con el que “echar raíces en el terreno de lo sagrado”.

Tras la intervención de D. Julián, habló monseñor Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, quien ofreció una conferencia en la que recordó la importancia de la Ruta Jacobea en la construcción de la identidad europea. Junto a él también estaban presentes el arzobispo de Pamplona, D. Francisco Perez, así como el sacerdote Jaume Alemany, el jesuita padre Sergio García y el padre Fernando Alcaraz. También intervino al inicio de la sesión de trabajo el deán de la Catedral, Segundo Pérez López, quien agradeció la asistencia de los presentes e hizo un repaso de las actividades llevadas a cabo desde Acogida Cristiana en el Camino.

 

Versión en galego