D. Julián inauguró la exposición “Compostelana 1120-2020 – Una historia. Una sede”

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, presidió este martes la inauguración de la exposición “Compostelana 1120-2020- Una historia. Una sede”, una muestra que conmemora los 900 años de la elevación de Santiago a sede arzobispal. La exposición se compone de una selección de volúmenes y textos pertenecientes al Archivo-Biblioteca de la Catedral de Santiago, entre los que destaca la copia de la Historia Compostelana del siglo XV, nunca antes expuesta. En sus palabras de inauguración, el arzobispo hizo hincapié en la importancia de la Historia para mantenerla presente en estos momentos. Monseñor Julián Barrio apuntó que conocer la historia compostelana ayuda a seguir construyendo de una manera efectiva y real, día a día, el presente.

El arzobispo también recordó, a preguntas de los medios, que el Año Santo se iniciará el 31 de diciembre y que a pesar de las limitaciones derivadas de la pandemia se celebrará. Monseñor Barrio abogó por dar “una respuesta adecuada” para que el Año Santo se pueda desarrollar “con la mayor sencillez” pero, a la vez, “con el mayor esplendor” que se pueda. También pidió el esfuerzo y la responsabilidad de todos para hacer frente a la pandemia del coronavirus. “No hay esfuerzo pequeño cuando se trata de colaborar a la solución de una realidad tan gravosa como la que estamos viendo”,  manifestó.

En el acto inaugural estuvieron presentes el deán de la Catedral, Segundo Pérez; el responsable de la Fundación Catedral, Daniel Lorenzo, y el director del Archivo-Biblioteca catedralicios, Francisco Javier Buide, quien resaltó la importancia de la exposición y destacó el trabajo llevado a cabo por los comisarios Mª Elena Novás Pérez y Xosé M. Sánchez Sánchez.

Buide fue el encargado de presentar tanto el contenido como el sentido de la exposición, que se ubica en la Biblioteca Capitular, uno de los lugares visitables en el recorrido del Museo de la Catedral. En su intervención aludió a cómo se había gestado la muestra y explicó que esta efeméride debe contribuir a que los compostelanos conozcan más y mejor su catedral y su diócesis.

Buide también resaltó “las palabras cordiales” dirigidas por el arzobispo a quienes habían preparado la exposición y explicó que la muestra se había llevado a cabo desde “la humildad”, buscando contribuir al conocimiento entre los compostelanos de los novecientos años de elevación de Santiago a sede arzobispal. Buide invitó a todos a visitar la exposición. La muestra estará abierta hasta el día 31 de diciembre.

Versión en galego