El arzobispo clausura las jornadas de formación para los voluntarios de Cáritas

  • “Tenemos que contribuir desde el Evangelio a construir un mundo más humano” (mons. Barrio)
  • Manuel Bretón hablo de las nuevas herramientas “para mejorar nuestro trabajo en pro de los más necesitados”.

En la Jornada de Formación de directivos, responsables y voluntarios de las Cáritas en Galicia, quedó constancia de que la formación permanente es fundamental para mejorar el servicio que se presta desde la institución pensando siempre en las personas más necesitadas de la sociedad. En este sentido, se insistió en que es prioritario disponer de formadores que transmitan las claves para mejorar la atención, el acompañamiento y la ayuda desde la identidad de Cáritas

El presidente de Cáritas Española, Manuel Bretón, que fue el ponente del encuentro, recordó a los voluntarios que “debemos trabajar siempre con la persona como centro, el amor como motor, la realidad como marco, la Iglesia como signo”. Por su parte el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, que presidió la Eucaristía, agradeció el trabajo que desarrollan los voluntarios de Cáritas

Luchar contra la pobreza

La jornada de trabajo se inició bajo la presidencia del obispo auxiliar de Santiago, monseñor Jesús Fernández, en su condición de prelado responsable de la Conferencia Episcopal en Cáritas. El delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela, Jesús García Vázquez se encargó de la oración y la reflexión. Al referirse a la pobreza dijo que era “una injusticia contra la que hay que luchar, provocada por las élites económicas, políticas o religiosas contra los pobres”. Anunció que es necesario seguir luchando para que “no existan diferencias sociales y económicas entre unas personas y otras”. En su intervención recordó que la gran misión no solo de los cristianos, sino  también de cualquier personas sin fronteras físicas o mentales “ es bajar de esas cruces  a quienes están crucificados  injustamente, en la medida de nuestras posibilidades” Insistió en que es necesario defender siempre a los más humillados, olvidados, marginados “ que se cruzan en nuestro camino , sembrando semillas de esperanza, buscando que reine la justicia y ofreciéndoles cuidado, ternura  y esperanza para sus vidas”.

Finalizó su intervención recordándonos que como continuadores del estilo de vida de Jesús en un mundo donde el egoísmo y el individualismo están medidos en todas las parcelas de la vida humana, “necesitamos tomar conciencia de nuestra misión evangelizadora y pedir a Dios que nos ayude en esta tarea”.

El trabajo diario

En su ponencia “Nuevas herramientas para mejorar nuestro trabajo en pro de los más necesitados, el presidente de Cáritas Española, Manuel Bretón, reflexionó sobre los retos de futuro que asume Cáritas en el siglo XXI, incidiendo en los nuevos desafíos que se presentan a corto y medio plazo. Se refirió a las personas que colaboran o trabajan en Cáritas -contratados, voluntarios, donantes y colaboradores- que a lo largo de la historia y en este momento “han tenido ojos para ver la realidad de los pobres y la sensibilidad necesaria para conmoverse con su sufrimiento y la capacidad para aprender de ellos y poner sus capacidades, sus manos y sus bienes al servicio del programa de Jesús”.

Manuel Bretón insistió en que se debe trabajar por las realidades sociales “con mirada profunda y fantasía creadora”. Y lo remarcó recordando a los voluntarios una serie de conceptos:

-Ser reflejo de una Iglesia pobre qué apuesta, con decisión, por los más débiles y pobres.

-Promover una caridad iluminada por la verdad y al servicio del desarrollo integral.

-Trabajar por la justicia y transformar las estructuras que generan pobreza.

-Repensar la solidaridad y la justicia en clave de defensa de derechos.

-Generar verdaderas comunidades capaces de acogernos.

-Afrontar el reto de una nueva economía inclusiva y de comunión.

-Comprometernos con el cuidado de la casa común.

Y por encima de todo, dijo, “alentar y trabajar la esperanza. Cáritas no puede conformarse hacer las cosas de cualquier modo”.

Los mejores medios

Recordó que desde Cáritas se acompañaba a personas que se encuentran en situaciones especialmente difíciles, “nos debemos exigir contar”, puntualizó,” con los mejores medios técnicos, con espacios de calidad, con profesionales cualificados y motivados, con metodologías innovadora”. Piensa que en el día a día de nuestro trabajo “todos necesitamos una caja de herramientas que hay que ir llenando, manteniendo, innovando para mejorar nuestra aportación personal a este maravilloso proyecto”.

Para el presidente de Cáritas Española uno de los grandes retos que tiene la institución es el de conectar con los jóvenes

Eucaristía

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, presidió la Eucaristía acompañado de delegados de otras cáritas. Durante su intervención alabó y agradeció el trabajo que llevan a cabo los agentes de Cáritas, “las personas responsables siempre están donde deben estar y así vosotros lo estáis haciendo con vuestro trabajo en la institución, un trabajo que es la colaboración directa con Cáritas”. Comentó que al realizar este trabajo “no nos podemos quedar tan solo en temas relacionaos con los servicios”.

En sus palabras hizo hincapié en que “tenemos que contribuir desde el Evangelio a construir un mundo más humano, más fraterno y más habitable para todo ser humano”.

Versión en galego