El arzobispo preside la Eucaristía en el Convento de las Carmelitas en la fiesta de Santa Teresa

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, presidió ayer, fiesta de Santa Teresa de Jesús, una solemne Eucaristía en la Iglesia de las Carmelitas de Santiago, una cita que viene siendo habitual en la agenda de D. Julián. Ante la comunidad de religiosas, el arzobispo se refirió en su homilía a la figura de la santa de Ávila, que ofrece luz y serenidad en el momento actual, así como a su tarea de reformadora, dejándose hacer por el Espíritu Santo.

Monseñor Barrio señaló también que la santa andariega enseña a todos los bautizados, con su vida y con su obra, a ser testigos de Dios, a buscarle y a entrar en diálogo de oración para ser amigos del Señor.

Tras felicitar a las madres carmelitas, D. Julián agradeció a Dios el ejemplo de Santa Teresa para fortalecer nuestra relación con Aquel que sabemos que nos ama.

 

Versión en galego