El arzobispo preside la Misa Solemne de Caión como colofón a los días de Romería

La Celebración de la Virgen de los Milagros en Caión llega a su fin. Al igual que ha sucedido en otros muchos santuarios, estos días de novena y fiesta han sido “atípicos” e históricos, marcados por la covid-19. La imagen de la Santísima Virgen ha permanecido este año en el templo parroquial, en vez de haber sido trasladada, como es costumbre, al cercano santuario. De este modo ha sido posible recibir a los numerosos devotos y peregrinos con todas las medidas posibles de prevención sanitaria. Mons. Julián Barrio ha querido presidir la Misa solemne de las 13:30h acompañando al pueblo de Dios, congregado desde muchos lugares para honrar a Nuestra Señora con el cariño de los buenos hijos.

 

Versión en galego