El Consejo de Asuntos económicos da su visto bueno al presupuesto de la Iglesia Diocesana para 2020

  • Con un total de 25 millones de euros, se mantiene el compromiso con los gastos pastorales y asistenciales, dotados con 6,6 millones de euros

Un total de 25 millones de euros es el presupuesto aprobado para el ejercicio económico de 2020 en la Iglesia Diocesana de Santiago de Compostela, tras el visto bueno acordado por el Consejo de Asuntos Económicos. En un ejercicio de transparencia, la Iglesia Diocesana en Santiago hace públicas sus cuentas para el presente año, en un escenario que el ecónomo diocesano, Fernando Barros, considera “de moderación o ralentización económica aunque sin llegar a un escenario de depresión”. Este presupuesto, con una necesidad de financiación de 4,7 millones de euros, incluye la administración diocesana, la totalidad de las parroquias y los entes diocesanos.

A actividades asistenciales y pastorales se dedica un total de 6,6 millones de euros. Se incluyen en este apartado la acción pastoral, la catequesis, la liturgia, la actuación social y caritativa, las aportaciones para las misiones o para Manos Unidas, Cáritas o las Cocinas Económicas.

La retribución del clero alcanza una cifra de 5,2 millones. En los gastos extraordinarios destaca la cuantía dedicada al Plan Director de la Curia Diocesana, trabajos de rehabilitación que se espera finalicen en este mismo año.

El presupuesto prevé 7,1 millones de euros de ingresos por aportaciones de los fieles y 6,2 millones por la asignación tributaria (marcar la X en la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta).

 

Versión en galego