El Consejo de Asuntos Económicos diocesano da luz verde a la liquidación de las cuentas correspondientes a 2018

  • La reunión estuvo presidida por el arzobispo, monseñor Julián Barrio, a quien acompañaba su obispo auxiliar, monseñor Jesús Fernández González
  • Aprueba además la Memoria de Actividades relativa al ejercicio de 2017

El Consejo de Asuntos Económicos del Arzobispado de Santiago se reunió hoy en su sede de la Curia Diocesana para estudiar y aprobar los estados contables correspondientes al ejercicio económico de 2018. Además del Balance y la Cuenta de Pérdidas y Ganancias, los integrantes del Consejo de Asuntos Económicos recibieron información sobre la liquidación de los presupuestos de la Curia Diocesana así como de las cuentas correspondientes a fundaciones, fondos diocesanos o parroquias. El ecónomo diocesano, Fernando Barros, informó también de la liquidación del presupuesto consolidado del ejercicio 2018, en base a la integración de todas las cuentas diocesanas. En relación con los resultados consolidados, la ejecución presupuestaria fue de  19.2 millones sobre los 19.4 presupuestados en el capítulo de gastos y de 19.1 millones de euros sobre 20.3 en el de ingresos.

Se presentó, además, la Memoria de Actividades correspondiente al año 2017. Con ella, la Archidiócesis de Santiago pretende ir avanzando en la transparencia y progresivamente va a ir dotándose  de políticas de transparencia acordes con los requerimientos y normativa actual. Con esta Memoria se da respuesta a una demanda en crecimiento de información sobre las actividades de la Iglesia sobre su organización, sobre su estructura, de cómo se financia y de qué actividades desarrolla dentro de los fines de la Iglesia Católica.

En ella se refleja que en 2017 había 1.071 parroquias, 532 sacerdotes y religiosos o 142 centros de formación y educación, así como 25 centros asistenciales y sociales. En cuanto a la actividad celebrativa destacan datos como: 6.324 bautizos, 3.647 confirmaciones, 6.055 primeras comuniones 0 1.149 matrimonios.

 

Versión en galego