El Consejo de Asuntos Económicos Diocesano estudia las modificaciones presupuestarias necesarias para afrontar la crisis del Covid 19

  • En el encuentro, presidido por el arzobispo, monseñor Julián Barrio, se dieron a conocer las cifras de liquidación del presupuesto de 2019

El Consejo de Asuntos Económicos del Arzobispado de Santiago se reunió hoy en su sede de la Curia Diocesana para analizar distintas cuestiones sobre la marcha de la economía diocesana. Así, se dieron a conocer las cifras de liquidación del presupuesto correspondiente al ejercicio de 2019 y se examinó la modificación de las cuentas de este año 2020 a consecuencia de la situación provocada por la crisis sanitaria del Covid 19. La reunión estuvo presidida por el arzobispo compostelano, monseñor Julián Barrio.

En el informe presentado por el ecónomo diocesano, Fernando Barros, sobre las modificaciones en el presupuesto vigente, se indica que “se hace necesaria una reformulación presupuestaria que permita ponderar adecuadamente la actuación económica en este convulso ejercicio económico”. Según las estimaciones iniciales, habrá una reducción del 17,06% del presupuesto, con un incremento importante de la necesidad de financiación del 43,01%, lo que supone volver a niveles del presupuesto diocesano de 2013.

Se prevé una reducción del 31,28% de los ingresos ordinarios, con una sensible merma de las aportaciones de los fieles (un 57,33%); así como una reducción del 13,07% de gastos ordinarios, a pesar del aumento en un 9,14% del apartado de Actividades Asistenciales, ya que esta labor se incrementa precisamente por la situación derivada de la pandemia.

La comisión tuvo conocimiento también del primer avance de un estudio que se está elaborando sobre el impacto socioeconómico de la Archidiócesis.

 

Versión en galego