El obispo auxiliar celebrará este domingo una Misa Solemne en la que se bendecirá una imagen de la mártir y beata sor Isabel Remuiñán, en Seavia

El obispo auxiliar de Santiago, monseñor Jesús Fernández González, asistirá este domingo día 10 de noviembre en Seavia, en Coristanco, a una Misa Solemne en honor de la mártir de la persecución religiosa en España en 1936, y ya beata, sor Isabel Remuiñán, religiosa de las Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor. En la ceremonia eucarística, además, se descubrirá y bendecirá una imagen que la representa.

En una información publicada en la publicación comarcal adiantegalicia.es se indica lo siguiente:

“¡En cuanto suba al tren, no va a pasar nada!” respondió Isabel Remuiñán a su padre en la estación de tren de A Coruña. Al ponerse el hábito de monja, había sido increpada en plena calle. No tardó mucho en aparecer muerta lejos de su tierra natal. En Madrid. En el convulso año 36.

En el certificado de defunción aparece como muerta por herida de bala. Otras fuentes apuntan a que fue apedreada. Y existe la versión de que su cuerpo fue destrozado al atarse a dos camiones distintos que arrancaron en sentido contrario.

Pertenecía a la congregación de las Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor. Había nacido en el lugar de Amboade, en la parroquia de Seavia, en Coristanco. Una víctima de la sinrazón y del odio a la fe.

Fue beatificada en 2013. En la “Positio” que defiende su causa “la recuerdan como una religiosa piadosa, compendio de virtudes, exacta en la observancia de la Regla, siempre ocupada, jamás ociosa, que soportó con heroica fortaleza su enfermedad, sin quejarse nunca, con humildad y espíritu de sacrificio”. El párroco y pariente suyo, don Antonio Carracedo la recordaba como “una persona de carácter, de constancia, de energía y decidida”.

Aunque desde hace años cada segundo domingo de noviembre se celebra una fiesta en su honor, el próximo 10 de noviembre será un día especial. En la misma iglesia de San Mamede de Seavia, en donde fue bautizada en 1876, el Obispo auxiliar don Jesús Fernández presidirá una misa solemne en su honor y descubrirá y bendecirá una imagen que la representa.

Fue elaborada por el taller Arte Granda de Madrid, y se colocará en un lateral del retablo principal del templo. Será un día de alegría, emoción y en el que se cumple con un homenaje merecido, para seguir recordando a la beata Isabel Remuiñán Carracedo. El párroco de Seavia, don Manuel Mayo Romarís, certifica el buen ambiente y la devoción que existe a esta religiosa, si bien no renuncia a hacer un esfuerzo de divulgación sobre este personaje.

Para más información sobre esta mártir y otros dos mártires de nuestra Archidiócesis beatificados en 2013, el capuchino Fernando Olmedo Reguera y sor María Luisa Bermúdez, Hija de la Caridad véase el dossier adjunto, publicado en nuestras páginas diocesanas en 2013:

 

Versión en galego