Intervención de Mons. Barrio en la Cope: 17 de marzo de 2017

Nuevamente quiero recordaros que la celebración de la solemnidad de san José nos trae también a la memoria el día del Seminario, llamándonos a intensificar nuestra oración por las vocaciones al ministerio sacerdotal. Conscientes de que somos humildes jornaleros en la viña del Señor, como dijo el papa emérito Benedicto XVI, hemos de pedirle que envíe trabajadores a su mies. La oración es el mejor medio para pedir lo que necesitamos en el momento presente.

“Cerca de Dios y cerca de los hermanos” es el lema que este año da luz a nuestra reflexión sobre la figura del sacerdote quien no está entre Dios y los hombres, entre el cielo y la tierra, sino que administra a los hermanos las cosas de Dio, como instrumento y servidor del Evangelio a través del ministerio profético, sacramental y pastoral. El sacerdote no es un ser extraño, desenraizado y forastero  entre los hombres. Es un ser como los demás. De él se puede decir lo que comentaban de Jesús sus paisanos: ¿No es este el hijo de tal y de tal? (cf Mc 6, 2-3). Manifestamos esta apreciación como motivo de confianza y de alegría, y no de escándalo como así lo percibían los de Nazaret en relación a Jesús. “Elegido de entre los hombres”, significa que el sacerdote ha sido creado como toda criatura humana: con los deseos, las zozobras y las inquietudes de cada hombre. Precisamente por su condición humana está en condiciones de compadecerse de aquellos que viven en la ignorancia y en el error porque también él está sujeto a debilidad. También el Hijo de Dios quiso asumir nuestra condición humana para estar cerca de los que debía salvar.

La ordenación sacerdotal es el comienzo de una existencia nueva como servicio, como don para los demás en las cosas que hacen referencia a Dios. Pidamos por las vocaciones al ministerio sacerdotal y ayudemos económicamente a nuestros Seminarios Mayor y Menor. Ponemos a nuestros  seminaristas bajo el  patrocinio del Apóstol Santiago, de San José y de María, Reina de los Apóstoles.

 

Versión en galego