IV Centenario de la Fundación de las Monjas Mercedarias Descalzas 1617-2017

En la Archidiócesis de Santiago de Compostela tenemos el convento de la Encarnación ubicado en la ciudad de Santiago y conocido por los compostelanos como el convento de las “Madres”. Este monasterio fue fundado en 1673 por el arzobispo compostelano D. Andrés Girón. Ahora en 2017 se cumplen cuatro siglos de la fundación de las Monjas Mercedarias Descalzas.

El reformador de la Merced descalza fue, en el año 1603, fray Juan Bautista del Santísimo Sacramento. Con la ayuda de la condesa de Castellar, Doña Beatriz Ramírez de Mendoza, inicia la Descalcez Mercedaria con la fundación de los conventos andaluces de El Viso del Alcor y de la Almoraima.

Unos años más tarde, también algunas monjas, apoyadas por algunos religiosos descalzos se suman a esta corriente reformadora. Tres religiosas del convento de monjas mercedarias del Monasterio de la Asunción de Sevilla se unen a la Descalcez y fundan un convento en el año 1617, el día 8 de junio, en Lora del Río (Sevilla). Este fue el inicio de la vida contemplativa mercedaria femenina, del que ahora celebramos los cuatrocientos años.

A partir de ahí surgen otros monasterios: Fuentes de Andalucía, Écija, Osuna, Marchena, San José de Sevilla, Arcos de la Frontera, Miguelturra (Ciudad Real), Góngora (Madrid), Toro (Zamora) y Santiago de Compostela. A lo largo del tiempo estos monasterios han sido lugares de incesante oración por la libertad de los cautivos asociados a los redentores mercedarios que arriesgaban su vida y se aventuraban por las tierras del norte de África, bajo dominio musulmán, para rescatar a los cristianos sometidos a la cautividad. Ellas desde la oración, como Moisés con sus manos elevadas, empujaban espiritualmente la obra que los religiosos ejecutaban en nombre de la Iglesia.

Pues bien, hace ahora cuatrocientos años del feliz comienzo de la Descalcez Mercedaria femenina, una experiencia de Dios muy fuerte en la Iglesia que hoy valoramos y agradecemos. ¡Cuántas hermanas se han santificado por este camino de oración y entrega!

En los últimos tiempos, por eso de que el Espíritu sopla cuando quiere y donde quiere, se han producido nuevas fundaciones de mercedarias descalzas en la India y en Kenia.

Damos gracias a Dios por esta inmensa riqueza que ha supuesto la Descalcez mercedaria en el conjunto de la Orden de la Merced y de toda la Iglesia. ¡Mucha santidad!

¡Feliz cuatrocientos aniversario, Madres Mercedarias Descalzas!

Versión en galego