Jornadas sacerdotales 2017

Estos días se llevaron a cabo las Jornadas sacerdotales centradas en el tema de la INICIACIÓN CRISTIANA. En la vicaría de Coruña se iniciaron el lunes 16 en el Hogar de Santa Margarita; en la Vicaría de Santiago, se reunieron en la Casa de Ejercicios el martes 17; y, también en esta misma semana, se reunió la Vicaría de Pontevedra en Reina da Paz a partir del día 18.

La Jornada estuvo repartida en tres días, el primer día el Obispo auxiliar Don Jesús, dio el Retiro a los sacerdotes con la meditación sobre “Una Jornada en la vida de Jesús” -el tiempo en la vida del sacerdote- desde el texto de Mc 1,21-39, haciendo una lectio Divina sobre los lugares donde se desarrolla una jornada en la vida de Jesús: La Sinagoga- ámbito de la Palabra, la casa de Simón y Andrés- nido para el descanso, la puerta de la ciudad-espacio para la acción caritativo-social; y un lugar apartado donde practica la oración.

El segundo día Don Miguel López Varela, Delegado de Catequesis, habló de la fundamentación de la IC dentro del marco de la Nueva Evanxelización, haciendo un poco de historia de cómo se desarrolló la Evanxelización y el catecumenado desde los primeros siglos hasta nuestros días en Europa, utilizando imágenes simbólicas como los puentes o las ruedas de un coche, para describir los desafíos de la Evangelización y los elementos de la IC, como es la Comunidad, la oración, la catequesis, los contenidos y la liturgia.

El tercero y último día continuó con el trabajo el equipo de la Delegación de Catequesis. Alfonso Mera y las Hermanas Catequistas de Jesús Crucificado, Maricela y Cristina, trataron de aterrizar la IC en la vida de la parroquia, partieron de esos desafíos que se vuelven oportunidades y destacaron que el esencial de la IC es que es don e iniciativa de Dios a la que podemos responder teniendo cómo medio la Iglesia. Además, se hizo una celebración de la entrega de la Cruz y se habló de las experiencias que enriquecen, complementan y dinamizan la catequesis. La última parte de las jornadas se dedicó a uno de los grandes desafíos: la IC de adultos, tanto para los que necesitan complementar su IC, como para aquellos lejanos de su fe y que esperan la buena noticia del Evangelio en la realidad que viven.

Motivados y renovados por estos espacios y creyendo que es posible emprender el camino de renovación pastoral desde las Directrices del Sínodo Diocesano, deseamos abundantes frutos de estas Jornadas. Aunque la próxima semana serán las de Baio, seguirán la misma dinámica y contenido.

Delegación Diocesana de Catequesis

 

Versión en galego