La Diócesis acompaña y reza por los tres jóvenes que serán ordenados sacerdotes

Tres jóvenes de nuestra Archidiócesis, Eduardo, Santiago y Damián serán ordenados sacerdotes este próximo domingo, día 7 de julio, por el arzobispo, monseñor Julián Barrio. Se trata de un acontecimiento gozoso y de gracia para la Iglesia que peregrina en Santiago. Dios sigue suscitando vocaciones al sacerdocio y toda la Iglesia diocesana da gracias por este don. Es ahora el momento de rezar al Señor por ellos, para que les ayude en su tarea sacerdotal y para que sean siempre fieles a su llamada. Es hora de pedir la intercesión del Apóstol Santiago y la protección de María, Reina de los sacerdotes.

EDUARDO AMADO BREA

Nacido en 1989 tiene sus orígenes en Betanzos, aunque reside en A Coruña, donde realizó los estudios obligatorios y es feligrés de la parroquia de Nuestra Señora de Fátima. Mientras dedicaba un año a estudiar y trabajar en Inglaterra sintió la llamada al sacerdocio. Terminó los estudios superiores en Salamanca, una Licenciatura en Derecho y un Máster en Estudios de la Unión Europea. En el año 2013 ingresa en el Seminario Mayor Compostelano para iniciar su formación sacerdotal. Allí hizo el Bachillerato en Teología y comenzó estudios en Filosofía y Teología Fundamental, al tiempo que es secretario del obispo auxiliar.

Así está viviendo los días previos a su ordenación:

«Uno siempre se plantea que los días próximos a la ordenación sacerdotal sean unos días tranquilos y en los que uno esté especialmente centrado en la gracia que recibirá llegado el momento. Sin embargo, la realidad se impone y parece que el ritmo se va acelerando conforme se acerca la fecha. Pero Dios aprovecha para hacérsenos presente en cualquier circunstancia. En mi caso particular, me está ayudando mucho el aprovechar los momentos que encuentro libres para prepararme para los sacramentos que, en pocos días, celebraré in persona Christi. Así descubro como la profundización en la liturgia de la Iglesia resulta una fuente inmensa de espiritualidad. Otra cuestión que destaco es la cercanía de tanta gente que aprovecha estos últimos días para manifestarte su apoyo y oración. La verdad, frente a la crisis social y moral que padece nuestra sociedad, es una enorme gracia el poder comprobar cuanta gente buena queda aún.”

 

SANTIAGO TELMO DOPAZO

Nació el 5 de febrero de 1993, bautizado en la parroquia de San Esteban de Noalla, pero se trasladó a la parroquia de San Juan de Meaño al poco tiempo, donde vivió la infancia hasta que ingresó en el Seminario Menor de Santiago para realizar los estudios de la ESO y el Bachillerato. Tras finalizar los estudios en el Seminario Menor ingresó en el Seminario Mayor. Este último curso realizó sus tareas pastorales en la parroquia de Santa Mariña de Cambados.

Así está viviendo los días previos a su ordenación:

Estas últimas semanas han sido diferentes, ya sin necesidad de ir media semana al seminario, pudiendo volver a ver a amigos, familiares y a los curas que ya veía, pero en otras facetas. Muchos recuerdos, visitas de conocidos y sobre todo mucha alegría, en este momento tan importante de mi vida.

El apoyo de la familia y amigos, que felicitándome por este paso que el domingo 7 de julio voy a dar, viendo y descubriendo el cariño que se me tiene. La fraternidad de mi nueva familia, los sacerdotes de nuestra diócesis, en especial aquellos que me acogieron en mi etapa como seminarista, y este último año como diacono, demostrando esa fraternidad y cuidado que hay entre compañeros.  Ver todo esto me da seguridad y alegría a la hora de dar este gran paso.

También este paso que vamos a dar Eduardo, Damián y yo, ya lo ha dado el domingo pasado un compañero de la Diócesis de Astorga, Antonio Ferrer Soto,  a quien pude acompañar y felicitar en ese día tan especial. Espero poder vivir esta alegría a lo largo de mi vida y compartirla con quienes me acompañen

 

DAMIÁN VIDAL BOUZAS

Nació el 14 de noviembre de 1993, natural de la parroquia de S. Pedro de Villalonga, Concello de Sanxenxo, es el segundo de tres hermanos. Sus padres y abuela, fueron apoyo incondicional en su andadura, en especial su madre, la cual cuidó mucho su vocación. Comenzó sus estudios primarios en el CEIP Cruceiro de Villalonga. Posteriormente, realizó la ESO en el colegio salesiano de Castrelo (Cambados), del que guarda muy buen e inolvidable recuerdo, porque entre otras cosas, fue donde por primera vez, sintió la llamada del Señor hacia el sacerdocio. Luego, ingresó en el Seminario Menor de Santiago de Compostela, donde realizó los estudios de Bachillerato en Humanidades. Seguidamente obtuvo el Selectivo y finalmente ingresó en el Seminario Mayor Compostelano, donde realizó sus estudios en Teología. Este último año, realizó sus tareas pastorales en las parroquias de san Vicente san Lourenzo y santo Tomé de Nogueira (Meis).

Así está viviendo los días previos a su ordenación:

Queridos hermanos y hermanas, estos días previos a mi ordenación sacerdotal, los estoy viviendo con mucha oración, con mucha paz, con mucha alegría e ilusión porque, Dios mediante, va a ser un sueño hecho realidad y además los estoy pasando en compañía de mi familia, amigos y demás seres queridos. Al mismo tiempo, estoy también viviendo estos días previos a la ordenación con mucha intensidad.  Porque, además, se da la casualidad de que en estos días, estamos acogiendo a un numeroso grupo de jóvenes universitarias, que vienen de Madrid. En particular, proceden todas ellas, del colegio Mater Salvatoris y vienen a hacer misión y a evangelizar a la gente de nuestras parroquias, especialmente a los niños y a los jóvenes. Concretamente, estas jóvenes madrileñas, están desempeñando su labor evangelizadora en las parroquias de las tres Nogueiras y Divino Salvador de Meis. Parroquias en las cuales, estoy ejerciendo mi ministerio pastoral; y la verdad es que la ilusión, la alegría y el testimonio de estas jóvenes universitarias, me están ayudando mucho a vivir estos días previos, con un gran fervor, con un gran entusiasmo y con una gran ilusión.

Versión en galego