La Iglesia Diocesana hace efectivas sus aportaciones a Cáritas, Cocinas Económicas, Comedor Franciscano de Pontevedra y Residencia Padre Rubinos de A Coruña por valor de 150.000 euros

El Arzobispado de Santiago de Compostela acaba de hacer efectivas sus aportaciones a las entidades de carácter social que trabajan en pro de los más vulnerables y desfavorecidos, una medida necesaria sobre todo ante la situación provocada por la pandemia del coronavirus y la crisis subsiguiente. Un total de 150.000 euros que se distribuyen así: la Cocina Económica de Santiago 20.000 euros; la Cocina Económica de A Coruña 20.000 euros; Comedor franciscano, en Pontevedra 10.000 euros; Institución Benéfico Social Padre Rubinos, en A Coruña 10.000 euros; y Cáritas Diocesana 90.000 euros.

Como se sabe, en los presupuestos diocesanos, la atención a las necesidades sociales y pastorales constituye una prioridad. Y para ello son necesarias las aportaciones de los fieles, que se pueden realizar a través de la parroquia o de la Administración diocesana en nº de cuenta: ES38 2080 3561 9330 4000 3487 de ABANCA, o en el portal www.donoamiiglesia.es tratando de aliviar las consecuencias generadas por la pandemia.

 

 

Versión en galego