La Navidad en Cáritas Diocesana de Santiago

  • El arzobispo presidió la Eucaristía y alabó el trabajo de los agentes de la institución

Con motivo de las fechas navideñas y ante la llegada del nuevo año los agentes de Cáritas Diocesana de Santiago de Composta celebraron una jornada de confraternidad. Los actos contaron con la presencia  de monseñor Julián Barrio, arzobispo de Santiago, y se iniciaron con una Eucaristía, que presidió el prelado, en la que concelebró Jesús García Vázquez, delegado Episcopal.

En su intervención monseñor Barrio recordó el trabajo que hacen voluntarios y técnicos de Cáritas a favor de los más necesitados “aunque os parezca poco siempre es mucho cuando se hace pensando siempre en ayudar a las personas que llaman a las puertas de la Institución”.

Los más vulnerables

Monseñor Barrio recordó que debemos vivir la Navidad “con la inquietud y la preocupación de transmitir la ternura y el amor de Dios”. Considera el arzobispo que las fechas navideñas sirven “para acrecentar nuestro trato con los demás y sobre todo con los más vulnerables “.

Animó a voluntarios y técnicos a seguir trabajando y les felicitó por la labor que llevan a cabo y que parte de las propias parroquias, al tiempo que les pidió “tener una actitud de confianza en el Señor”. Constató en que “en la palabra del Señor tenemos que encontrar los referentes a todos aquellos temas que no vemos”.

El director diocesano, José Anuncio Mouriño Rañó, agradecido la presencia del arzobispo en este acto que “nos anima a seguir trabajando para ayudar a las personas que más lo necesitan”, señaló.

La jornada de confraternidad de los agentes de Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela,en la que hubo felicitaciones y entregas de distinciones a técnicos de la institución, concluyó con una degustación de productos navideños y compartiendo proyectos, ilusiones e iniciativas de cara al próximo años pensando siempre en los más desfavorecidos.

Versión en galego