Mons. Fernández preside la eucaristía en los 125 años de los salesianos en Vigo

El obispo auxiliar de Santiago, mons. Jesús Fernández, presidió este viernes la eucaristía con la que la comunidad salesiana celebrara sus 125 años de presencia en la ciudad de Vigo. Una presencia que, en palabras del obispo compostelano, ha permitido a una “multitud de generaciones de jóvenes” alimentar y fortalecer “sus raíces con la educación, el sentido de familia y la integración social, la orientación laboral, y la fe que integra y da sentido a todo”.

En su homilía, mons. Fernández habló de la preferencia de Jesús por los más humildes y necesitados, en especial por los niños. En este sentido recordó cómo “Jesús amenaza a los que desprecien a los pequeños…y, se muestra terriblemente duro con los que los escandalicen” para luego lamentarse: “¡qué pena que algunos de nuestros hermanos no se estremecieran en su momento ante estas palabras!”.

El obispo auxiliar de Santiago glosó también la figura de san Juan Bosco, de quien dijo que fue “discípulo predilecto del Señor, que aprendió y encarnó a la perfección esta lección de amor hacia los humildes y los pobres, y especialmente hacia los jóvenes de su tiempo”.

Citó también el recuerdo de san Juan Bosco que tuvo el papa Francisco en la vigilia de oración de la JMJ el pasado sábado. Concluyó mons. Fernández invitando a todos los presentes a “fortalecer nuestra condición de discípulos que dicen sí a Dios” y recordó la invitación de s. Juan Bosco a “actuar como padres con los jóvenes, evitando todo desprecio en la mirada, las palabras hirientes y manteniendo la esperanza en el futuro”.

Versión en galego