El arzobispo recuerda en una carta pastoral la inmensa labor social y asistencia que se realiza desde el ámbito eclesiástico.

En una carta pastoral, el arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, invita a todos los diocesanos a “marcar la casilla de la Iglesia católica al hacer la Declaración de la Renta, manifestando de esta forma vuestro compromiso con la misión y las actividades eclesiales”. El arzobispo compostelano recuerda, iniciada ya la campaña del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que marcar la X en la declaración de Hacienda “no conlleva que paguéis más ni recibáis menos si vuestra Declaración de la Renta resulta negativa”.

Monseñor Barrio alude en su carta a los diocesanos a la labor inmensa desempeñada por la Iglesia: “A nadie se le oculta la labor asistencial de la Iglesia, sin olvidar la pastoral. Parroquias, hospitales, guarderías, orfanatos, centros de acogida de la Iglesia… son otras tantas instituciones puestas al servicio de las personas necesitadas material y espiritualmente. También nuestros presupuestos diocesanos han tenido en cuenta esta realidad”, asegura.

El arzobispo acaba indicando que “os agradezco que marquéis la casilla de la Iglesia Católica para seguir contribuyendo a una gran labor. La casilla a favor de la Iglesia y la de Otros Fines de Interés Social son perfectamente compatibles, pudiéndose marcar las dos”.