Monseñor Barrio ensalza la figura de Santo Domingo de Guzmán en el inicio del Jubileo Dominico

El arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, presidió este sábado día 7 de noviembre una Eucaristía solemne en la iglesia de los Padres Dominicos de A Coruña, con ocasión del inicio del Jubileo del 800 aniversario de la orden de Predicadores.

En su homilía, monseñor Julián Barrio indicó que Santo Domingo de Guzmán “incendió el mundo con su predicación, indicando que la mejor forma de conocer la Biblia es vivirla. Asceta y místico, “anteponía por encima de todo la santidad de vida a las argucias del razonamiento, y el fruto de las palabras espirituales a los libros”. Más que la ciencia le importan los hombres”. El arzobispo dijo del fundador de la orden mendicante que era “un heraldo del Evangelio. En la contemplación templaba su alma y se aguzaba el acero de su ágil y robusta dialéctica. Las horas de cada día eran para él oración, fijos sus ojos en la Virgen María. Era consciente de que estaba destinado  a “contemplar la Trinidad en la Unidad, fin y fruto sabroso de toda vida humana” como dice santo Tomás de Aquino”.

Foto: turgalicia.es

 

Versión en galego