Monseñor Barrio expresa a periodistas y comunicadores su “cercanía, reconocimiento y gratitud” por su trabajo

  • Carta Pastoral del arzobispo para la Jornada de las Comunicaciones Sociales, en la que asegura que las personas vinculadas a la comunicación ofrecen un servicio esencial en estos tiempos de pandemia
  • Invita a los periodistas a aportar luz con la imparcialidad y objetividad y a tejer historias que construyan, no que destruyan

En una Carta Pastoral con motivo de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que la Iglesia celebra desde hace cuarenta y cuatro años coincidiendo con la Solemnidad de la Ascensión, el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, agradece el trabajo de los periodistas y de todas aquellas personas vinculadas al universo de la comunicación, sobre todo en estos meses de alerta sanitaria del Covid19. El arzobispo, tras recordar que en otras ocasiones se celebraba un “encuentro con los comunicadores en ese ambiente informal que facilita la conversación y el compartir”, expresa a los periodistas “mi cercanía, mi reconocimiento y mi gratitud por vuestro trabajo. Estáis ofreciendo un servicio esencial en estos momentos de incertidumbre por la pandemia, aportando luz a través de la objetividad y la imparcialidad, frente a la oscuridad de tantas falsas noticias, rumores sin fundamento o bulos no bien intencionados”.

También expresa el agradecimiento de la Iglesia diocesana por “la atención que estáis prestando a la tarea de Cáritas y a la de tantas parroquias, con sus sacerdotes, sus voluntarios y sus agentes de pastoral, porque la Iglesia no ha estado cerrada nunca. Quizá algunos templos estuvieran en estos meses entreabiertos, pero las puertas de la Iglesia diocesana han seguido abiertas de par en par, acogiendo a cuantos se acercaban necesitados material o espiritualmente”.

Tras invitar a los comunicadores a “tejer historias que construyan, no que destruyan”, monseñor Barrio pide “a Cristo, que es Luz y Verdad, por quienes trabajáis en el campo comunicacional, para que Él ilumine vuestro trabajo a la hora de escribir “historias” en vuestros medios repletas de verdad, de humanidad y de apertura a la dimensión espiritual. Que el Apóstol Santiago, preparando la celebración del Año Santo 2021, y  nuestra Madre Santa María os ayuden”.

Versión en galego