Monseñor Barrio invita a la comunidad educativa de La Salle a ser fieles al carisma de su fundador

  • El arzobispo presidió la Eucaristía en el tricentenario de la muerte de San Juan Bautista de La Salle

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, invitó hoy a la comunidad educativa de La Salle a ser fieles al carisma de su fundador. En una Eucaristía celebrada en la compostelana Iglesia de Santa Clara, el arzobispo dijo en su homilía que al hacer memoria del fundador, San Juan Bautista de La Salle, de cuya muerte se cumplen trescientos años, había que dar gracias a Dios poque en Él reside la fuerza para cumplir la misión.

Monseñor Barrio recordó que el fundador de las Escuelas Cristianas se dedicó a la instrucción de los más pobres, soportando las humillaciones de muchos de sus allegados, incluso su propia familia.

Dijo, además, que San Juan Bautista de La Salle, ejerció una paternidad de elección, en la que estuvo presente la cruz.

Monseñor Barrio aseguró que la historia del fundador es también la de sus seguidores, indicando que los tiempos actuales son difíciles para la tarea formativa. Instó a la comunidad educativa de La Salle a reavivar el carisma del fundador, para que los alumnos se sientan acompañados en el descubrimiento del sentido de sus vidas y de Dios.

El arzobispo añadió que esa es la misión de la escuela católica en una sociedad pluralista, preservando su identidad y sirviendo a Dios sin complejos.

Versión en galego