Monseñor Barrio: “La Iglesia diocesana quiere escucharos en el Sínodo de jóvenes que vamos a celebrar”

  • El arzobispo presidió la Vigilia de la Inmaculada en Ribeira con asistencia de numerosos jóvenes de toda la Diócesis

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, presidió este jueves la Eucaristía de la Vigilia de la Inmaculada en Ribeira, una celebración en la que participaron numerosos jóvenes procedentes de toda la Diócesis. “La Inmaculada”, dijo el arzobispo en su homilía, “fue el gran sueño de Dios con su disponibilidad: “Aquí está la esclava del Señor”. Esto hizo posible que la historia se convirtiera en historia de salvación”. Monseñor Barrio invitó a los jóvenes a “ser santos”, recordándoles “que Dios es más fuerte que el pecado”. Don Julián les instó a “dejar en nuestra existencia la huella del servicio y de la acogida, desterrando todo odio y violencia, y no cediendo al relativismo que todo lo banaliza”.  El arzobispo señaló, además, que “la Iglesia diocesana quiere escucharos en el Sínodo diocesano de jóvenes que vamos a celebrar”.

“Cuando nos vemos sometidos al dominio de las cosas y al vaivén de unas formas periféricas del amor”, explicó Don Julián, “María nos enseña que la fidelidad al amor reclama el fiel cumplimiento de sus plenas exigencias. Es fácil criticaros, queridos jóvenes, cuando os privamos de oportunidades laborales, educativas y comunitarias donde agarraros y en un mundo que no os está dando raíces ni cimientos para soñar el futuro. Cuantas veces buscamos tranquilizaros y adormeceros para que no hagáis ruido, para que no os preguntéis ni preguntéis, para que no os cuestionéis ni cuestionéis. La Iglesia diocesana quiere escucharos en el Sínodo diocesano de jóvenes que vamos a celebrar”.

De la Virgen dijo que “es imagen de la Iglesia, esposa de Cristo, llena de juventud y de limpia hermosura, abogada de gracia y ejemplo de santidad”. Y que con su disponibilidad “hizo posible que la historia se convirtiera en historia de salvación. Realizó “el sueño con el que el Señor la soñó”. El papa Francisco ha dicho que es “la ‘influencer’ de Dios”. “Era una joven de Nazaret, no salía en las redes sociales de la época, y no era una ‘influencer’, pero sin quererlo ni buscarlo se volvió la mujer que más influyó en la historia”.

El arzobispo indicó, también, que “a pesar del desasosiego que nos produce no defender la vida, la familia, la cultura cristiana, nuestra casa común velando por la ecología verde y la humana, y ver a tantos jóvenes sin saber qué hacer de sus vidas; a pesar de todo esto, hoy renovamos nuestra esperanza en el ser humano, que contemplamos diseñado plenamente en María, sabiendo que no hay nada imposible para Dios y reconociendo que nuestro verdadero enemigo es el pecado, raíz del mal. “Queridos jóvenes, sois el presente. Debéis pelear por vuestro espacio hoy, porque la vida es hoy, nadie os puede prometer un día del mañana, vuestra vida hoy es hoy”. Sólo el Señor nos lleva al mañana”.

Entre las actividades de la jornada en honor de María Inmaculada se realizaron diversos talleres repartidos por Ribeira; hubo un concierto testimonio de Grilex, un rapero; se celebró la fiesta del perdón y hubo una procesión hasta la Iglesia de Santa Uxía de Ribeira, lugar donde presidió la Santa Misa el arzobispo, monseñor Julián Barrio.

Versión en galego