Monseñor Barrio pide poner a las personas en el centro de la actividad económica para hacer frente al desempleo

  • Carta del arzobispo con motivo de la XXVI Jornada Interparroquial de solidaridad con los Parados

En una carta con motivo de la XXVI Jornada Interparroquial de solidaridad con los Parados, que se celebrará en los próximos días del mes de mayo, el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, aboga por situar a la persona en el centro de la actividad económica para hacer frente al problema “grave y doloroso” del desempleo. El arzobispo indica que no es “fácil la solución a este problema pero ciertamente estaríamos en el camino de encontrarla si fuéramos capaces de poner a las personas en el corazón, buscando que no prevaleciera la especulación de quienes sólo miran a sus propios intereses sin tomar conciencia del bien común”.

En el texto, el arzobispo señala que “es urgente responder a las personas y a las familias que están padeciendo esta situación, impulsando el desarrollo personal y espiritual, y haciendo frente además a las necesidades de las mismas. El camino es la solidaridad y la inquietud humanista que deben tejer los hilos del tapiz de nuestra sociedad”. Además, monseñor Barrio muestra su solidaridad con quienes atraviesan por tan dura situación. “Comparto los sentimientos de tantas familias cuyos miembros están en paro y rezo por ellas”, indica el arzobispo.

Al mismo tiempo recuerda que “la Doctrina social de la Iglesia recuerda los principios  fundamentales de actuación como son: la dignidad inviolable de la persona humana, el destino universal de los bienes de la creación, la participación de todos en la búsqueda de bien común, y la solidaridad”.

Versión en galego