Monseñor Barrio pide «salir de nuestro bucle egocéntrico» al inicio de la Cuaresma

  • Presidió la misa del Miércoles de Ceniza en la iglesia de Salomé

«La cuaresma es una llamada», explicó hoy en su homilía del Miércoles de Ceniza, en la iglesia de Salomé, el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio. » Con esta conciencia hemos de salir de nosotros mismos para no encerrarnos en nuestro bucle egocéntrico ni vivir una vida de mínimos, y para dejarnos preguntar por Dios», indicó el arzobispo.

Monseñor Barrio señaló además que en este tiempo «se nos pide dar una respuesta desde la fe y desde el Evangelio a los niños a los que se les impide vivir una infancia digna, a los jóvenes que no encuentran sentido a su vida, a los adultos que vagan en la indiferencia, a las familias que se resquebrajan, a los ancianos que gastan el atardecer de su vida ayunos de esperanza».

Al inicio de este tiempo litúrgico que culminará en la Semana Santa y el Domingo de Pascua, el arzobispo dirigirá sendos retiros mañana día 7 y el viernes 8 en las vicarías de Santiago y A Coruña, respectivamente. Hoy por la mañana, el azobispo presidió un retiro sacerdotal con imposición de la ceniza en la Vicaría de Pontevedra. También el obispo auxiliar, monseñor Jesús Fernández, se desplazó a distintas parroquias de A Coruña para presidir la ceremonia

 

Versión en galego