Monseñor Barrio predicó hoy en Zaragoza la Novena del Pilar

Monseñor Julián Barrio, nuestro arzobispo compostelano, predicó hoy domingo día 11 de octubre, en la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, en Zaragoza, la Novena a la Virgen del Pilar. En su homilía, monseñor Barrio dijo que llegaba a Zaragoza como «peregrino» desde Santiago de Compostela y puso como ejemplo de obediencia a la vocación y a la llamada de Dios la vida de Nuestra Señora. El Cabildo Metropolitano de Zaragoza había convocado la solemne novena en honor de Nuestra Señora del Pilar que, en esta ocasión, pone un broche de oro al Año Jubilar que, con motivo del 1975 aniversario de la Venida de la Virgen, se está celebrando en la ciudad del Ebro. El tema general para esta novena se ha extraído del popular himno del Congreso Mariano celebrado en Zaragoza en 1954, titulado“Madre de todos los hombres”, con letra de José María Pemán y música de Gaspar de Arabaolaza.

La novena ha sido predicada por los arzobispos y obispos en cuyas iglesias se honra la memoria de alguna de las principales advocaciones marianas en España: monseñor Sanz Montes, arzobispo de Oviedo, Covadonga; monseñor Rodríguez Plaza, primado de España, Guadalupe; monseñor AsenjoPelegrina, arzobispo de Sevilla, Macarena; monseñor Cortés Soriano, obispo de SantFeliiude Llobregat, Monserrat; monseñor López Martín, obispo de León, Camino; monseñor Pérez Pueyo, obispo de Barbastro-Monzón, Pueyo y Torreciudad; monseñor Rodríguez Martínez, obispo de Sigüenza-Guadalajara, Salud de Barbatona; monseñor Omella Omella, obispo de Calahorra-LaCalzada-Logroño, Valvanera.

El último día, domingo 11 de octubre, ha sido el arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Barrio Barrio, quien consideró la especial vinculación y hermanamiento entre las archidiócesis apostólica y mariana de Santiago y Zaragoza.

La novena se ha celebrado en el Altar Mayor de la catedral basílica de Nuestra Señora del Pilar, a las 20:00h. horas, excepto el último día –domingo 11 de octubre- que comenzó a las 19:30h., para dar paso a continuación al claustro magno hasta la santa y angélica capilla, donde se cantó la Salve solemne y el Himno a la Santísima Virgen del Pilar. Durante estos días, doce corales procedentes de distintos puntos de la diócesis se ocuparon de la parte musical.

 

Versión en galego