Monseñor Barrio recuerda, ante la Fiesta de la Virgen del Carmen, a los marineros fallecidos

Carta Pastoral del arzobispo compostelano para las gentes del mar

Cómo no recordar, transformando nuestra tristeza en esperanza y nuestro dolor en oración, a las personas que perdieron la vida en la mar a lo largo de este año; particularmente a aquellos marineros del “Nuevo Marcos”, a quienes encomendamos a Dios y a cuyas familias y compañeros queremos renovar nuestra consideración y nuestra disponibilidad a acompañarles como comunidad cristiana!”. Así se expresa el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, en una Carta Pastoral con ocasión de la próxima fiesta de la Virgen del Carmen. En el texto expresamente dirigido a las gentes del mar, el titular de la Archidiócesis compostelana asegura, además, que “vuestras vidas y preocupaciones, lo sabéis bien, no son ajenas a la solicitud de la Iglesia que está a vuestro lado, con vosotros y con vuestras familias; que os acompaña en estos momentos de fiesta y alegría, os apoya en vuestras justas reivindicaciones”.

Monseñor Barrio recuerda el papel de la fe en la vida de los creyentes y afirma que “la fe nos sostiene en los afanes de cada día, y da sentido a nuestro cansancio y al deseo compartido de un mundo mejor. No es un estorbo, ni mucho menos una ilusión vana que nos aparte de los verdaderos problemas de la vida. Al contrario, la fe es luz y fuerza, que nos orienta y nos impulsa, nos ayuda a afrontar las dificultades con espíritu esperanzado, y nos acerca a los demás, reconociéndoles como hermanos nuestros”. El arzobispo indica, por último, que “junto con toda la familia diocesana, os encomiendo particularmente a nuestra Señora del Carmen, estrella de los mares, para que mantenga viva vuestra fe”.

 

Versión en galego