La Iglesia compostelana presenta sus cuentas

La Iglesia compostelana publica Nuestra Iglesia, una revista web en la que la Archidiócesis vuelca su esfuerzo de transparencia y aporta los datos económicos de los ingresos y gastos, no sólo de nuestra Iglesia particular, sino también de la Iglesia española. La publicación desglosa los capítulos en los que se ha invertido el dinero, desde la actividad pastoral y evangelizadora a la acción caritativa en favor de los más necesitados.

La Iglesia compostelana recaudó el año pasado 19.414.000 euros, de los que la mayor parte, un 62%, procedieron de las aportaciones voluntarias de los fieles y de los contribuyentes que marcaron la X en la casilla 105 de la declaración de la renta, que otorga a la Iglesia el 0’7% de la cuota íntegra del impuesto para su sostenimiento. Los gastos aparecen claramente especificados en la publicación. La mayor partida, 4.591.000 euros se destinaron a las acciones pastorales y asistenciales de la Iglesia (Cáritas, celebraciones litúrgicas, catequesis, Escuela de Agentes de Pastoral, cursos…). En este sentido destaca la labor de Cáritas, que el año pasado atendió a las necesidades de más de 116 mil personas, de las cuales la mitad están en situación crítica de exclusión social. Casi la misma cantidad (4.457.000 euros) se destinaron a la retribución del clero compostelano y una cifra muy similar (4.435.000 euros) a nuevos templos, programas de rehabilitación y otros empleos extraordinarios. La conservación del patrimonio y los gastos de funcionamiento de los edificios necesitó 3.626.000 euros. La retribución salarial de las personas que trabajan en los distintos servicios de la Iglesia diocesana ascendió a 1.653.000 euros.

La publicación pretende fortalecer la relación entre todos los miembros de la iglesia compostelana y cuya publicación antecede a la celebración del Día de la Iglesia Diocesana el próximo 11 de noviembre. El lema en esta ocasión es “Somos una gran familia contigo”, y pretende fomentar una comunidad en la que todos somos imprescindibles y en la que se vive una misma fe, una misma esperanza e idéntica caridad cristiana.

También invita a los bautizados a colaborar en el sostenimiento de la ingente obra pastoral, caritativa y misionera que realiza nuestra Iglesia. Convidamos a todos a una lectura sosegada de esta publicación.

Versión en galego