Monseñor Barrio recuerda que la vida familiar «está bendecida por Dios»

  • El arzobispo presidió este domingo la Misa de la Sagrada Familia

El arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, presidió este domingo la Eucaristía de la fiesta de la Sagrada Familia, una cita a la que acudieron numerosas familias de distintos lugares de la diócesis. El acto tuvo lugar en la compostelana Iglesia de San Francisco. Don Julián agradeció la asistencia de las familias y dijo que «ser familia y actuar en familia implica gestar día a día la acogida en la convivencia». La vida familiar, indicó, » está bendecida por Dios».

El arzobispo aludió a la dignidad de los lazos familiares, al recordar que «Jesús, nacido en Belén, tiene una familia humana, modelo para todas las familias». Monseñor Barrio comentó que » María y José están al servicio del Niño Dios que se ha tomado en serio hacerse hombre y ha asumido sus tradiciones, costumbres, creencias, cultura y valores».

Don Julián pidió atención y compromiso para ayudar a las familias con problemas y para afrontar los nuevos retos planteados a la familia como institución.

«Pidamos», señaló, » á Sagrada Familia buscar hoxe unha revitalizada espiritualidade que sosteña e dea esperanza ás familias «. «As vosas casas», indicó, » han de ser fogares da luz que brillou en Belén e que necesita hoxe a nosa sociedade».

 

Versión en galego